Llámanos y reserva hoy: +52 (916) 345 2452

Lago de Atitlán

¿Te gustaría viajar a este destino?

El lago de Atitlán forma parte de una gran cadena volcánica ubicada en el departamento de Sololá. Esta alberga parte de la biodiversidad, importante para Guatemala. A decir verdad, una región como esta brinda paisajes y ecosistemas beneficiosos para la naturaleza y el turismo del país.

Dicho cuerpo de agua está ubicado aproximadamente a 125 kilómetros de la ciudad capital. El área de la cuenca del lago de Atitlán mide 580 kilómetros cuadrados, mientras que el lago en sí, mide 130 kilómetros cuadrados en total. Su parte más profunda se encuentra a 325 metros aproximadamente, mientras la profundidad media es de 220 metros.

En realidad, esto lo convierte en el lago más profundo de Centroamérica. Se conoce que el agua escapa por las faldas porosas del lado sur de los volcanes que lo rodean, Atitlán, Tolimán y San Pedro.

Los 4 afluentes principales del lago son los ríos Panajachel, Quiskab, San Buenaventura y Cascada, todos en la parte norte del lago.

El área de los alrededores es hogar de fauna variada y algunas especies en peligro de extinción, como el quetzal, ave nacional de Guatemala.

Se conoce que la actividad volcánica del lugar comenzó aproximadamente hace 11 a 12 millones de años. El lago fue formado por un cono volcánico colapsado. De hecho, la erupción se llevó a cabo hace 84,000 años. Origen del nombre Su nombre se deriva del náhuatl, con atl que significa agua y titlan que significa entre. Esto da como resultado Entre las aguas. También se cree que el nombre podría significar Lugar donde el arcoiris obtiene sus colores.